El Patio Viviente

qué seres vivos puede haber en un patio de sólo 20 m2 en Azoz, valle de Ezkabarte, Navarra


3 comentarios

Otro mamífero en el Patio Viviente: cazar vivo o muerto al Ratón Casero

Este pasado invierno de 2015, y no es el primero, he detectado que en casa hay algún mamífero más, y no hablo de Martín, mi tercer chico. Por diversas esquinas hay unas diminutas bolicas que te hacen sospechar:

IMG_20150512_191142

Excrementos de Ratón Casero

Al principio, tienes sentimientos encontrados; por un lado, el corazón sonríe diciéndote que la naturaleza te vuelve a sorprender, trayéndote, nada menos que todo un mamífero hasta el interior de tu casa; por otro lado, el cerebro te indica que no podéis convivir juntos, y es un foco de suciedad y enfermedades, y más aún habiendo niños en casa.

En mi caso, ha podido el cerebro (no se si el mio o el de mi familia). Así que te prestas a la eliminación del visitante okupa. Y aquí surge el gran dilema que se puede plantear un amante de los animales. La tradición dice que lo que hay que hacer, y se ha hecho siempre, es colocar cepos, incluso probablemente sea lo más efectivo. Pero no parece un espectáculo muy agradable recoger después los restos destripados de Jerry... Existen otras opciones efectivas menos sangrientas, ya probadas por mi en el pasado y con éxito, como atraparlos con un pegamento especial, pero si no usas un lubricante después, el pobre ratón esta condenado a una muerte más lenta que la del cepo:

Pegamento para atrapar ratones

Pegamento para atrapar ratones

Últimamente también se venden aparatos que se conectan a la red eléctrica y emiten unos ultrasonidos que deben ser horribles para los ratones, insectos, etc. pero, son mas dudosos, en cuanto a efectividad.
Me extrañaba que no estuviera inventada una trampa para ratones sin muerte. Aunque pregunte en alguna ferretería local, solo me ofrecían la versión clásica de tripas fuera.
Así que tuve que acudir a internet y, aunque me costó, por fin encontré un modelo muy sencillo y barato en una ferretería española que vendía por internet.

Trampa para coger ratón vivo. Patio viviente. 12 de Mayo de 2015

Trampa para coger ratón vivo. Patio viviente. 12 de Mayo de 2015

Las huellas del paso de los ratones se encontraban por toda la casa, pero había un lugar donde su presencia fue confirmada con toda veracidad. El pasado verano, los agricultores del pueblo, le dieron a mi hijo mayor, una bolsa llena de pipas de girasol, para que las usara en la cosechadora en miniatura con la que se pega grandes ratos circulando por toda la casa. Esta bolsa de pipas, la dejamos abandonada en una esquina del salón. Al tiempo, descubrimos que iba perdiendo contenido y que parte de las pipas se habían desdoblado solo en cascaras…
Mirando, mirando, aun nos sorprendimos más al ver la que había montada en el hueco triangular que queda detrás del sofá: varios montones de pipas descascarillados:

Comedor permanente de pipas naturales elegido por Ratón casero dentro de casa del Patio Viviente.  Azoz (Navarra) 13 de Mayo de 2015

Comedor permanente de pipas naturales elegido por Ratón casero dentro de casa del Patio Viviente. Azoz (Navarra) 13 de Mayo de 2015

Por lo visto, tras salir a campo abierto a obtener su botín, se desplazaba, con los carrillos llenos, a un lugar más tranquilo donde alimentarse.

Así que íbamos a intentar coger al causante de todos esos desórdenes, pero de una manera no cruenta. Ya que era tan aficionado a las pipas, parecía lógico ponerle de cebo ese mismo alimento y así lo hicimos. Pero el resultado fue sorprendente: las pipas se las comía (quedaban las cáscaras), pero ni rastro del comensal.

Cascaras de pipas con interior devorado en trampa para coger ratón vivo. Patio viviente. 12 de Mayo de 2015

Cascaras de pipas con interior devorado en trampa para coger ratón vivo. Patio viviente. 12 de Mayo de 2015

¿Que ocurría? ¿No funcionaba el invento? ¿El ratón era capaz de entrar, comerse las pipas y salir tan campante sin accionar el mecanismo de cierre de la puerta?… Teníamos que colocar como cebo un alimento mas grande, que le obligara a maniobrar más torpemente, y cayera en la trampa. Por ejemplo, un cacho de pan duro.
Y después de la primera noche con el nuevo cebo, un pequeño madrugador de 6 años, se encontró con la trampa ocupada. Por supuesto, enseguida vino a comentarnos el hecho, pero a las 8 de la mañana del domingo, solo consiguió que se levantara su hermana de 5 años.

Poco a poco, fuimos levantándonos todos, y nos encontramos con nuestro nuevo vecino de casa. Al principio, verlo da un poco de repelús, debido, achaco yo, a lo peludo que es y la cola ancha y lombrizoide…pero, cuando observas sus ágiles evoluciones, decides que no es más que un hámster con cola, con sus mismos hábitos de limpieza, movimientos rápidos y ojos curiosos y saltones. No hay mas que verle mordisquear el metal de la jaula con sus pequeños incisivos, intentando la huida, para concederle el indulto a sus fechorías.

Ratón Casero cazado vivo. Patio Viviente. Azoz, Navarra 3 de Mayo de 2015

Ratón Casero (Mus musculus) cazado vivo. Patio Viviente. Azoz, Navarra 3 de Mayo de 2015

Y, como no, después de desayunar, nos fuimos mi hijo mayor y yo, al mismo lugar donde liberamos al Erizo atrapado, una zona mixta de arbolado y campos de cereal cercana al pueblo, y abrimos la puerta de la jaula, desde donde salió, dando grandes saltos, el pequeño ladrón de pipas.

Aunque parece que podría terminar ahí la historia del Ratón Casero, me he encontrado más huellas del paso de roedores por el Patio Viviente. Esta vez ha sido en la caseta nueva que construí para albergar la caldera de pellets. En esta caseta se ha constatado un hecho que se repite por varias casas del pueblo y que, aparentemente, parece imposible, y es, que los ratones se introducen en las viviendas humanas por el tejado, en vez de por el suelo, como parecería más lógico. Las pruebas de esta afirmación, aparecen en la caseta de la caldera, al haber sido capaces de romper el aislante de poliuretano que envuelve los tubos de agua que comunican el panel solar térmico del tejado, con el depósito de la caldera de biomasa.

Aislante de tubos de panel solar en caseta de caldera de pellets, mordisqueado por Ratón Casero. Patio Viviente. Azoz, Navarra, 14 de Mayo de 2015

Aislante de tubos de panel solar en caseta de caldera de pellets, mordisqueado por Ratón Casero. Patio Viviente. Azoz, Navarra, 14 de Mayo de 2015

Las huellas, en esta calentica estancia, son más numerosas que en casa, apareciendo excrementos de diferentes tamaños, como si hubieran criado. Habrá que colocar de nuevo la trampa y ver qué nos encontramos, pero eso se merecerá otra entrada.

Así que, si tenéis unos chiquitos ladronzuelos en casa, no penséis como Hannibal Lecter: … qué va a ser: … tripas fuera o tripas dentro…

Anuncios


1 comentario

Mi segunda caja nido, 30 años después

Correría el año 1984. Yo tenía 13 años. Me gustaba montar en mi bicicleta de carretera Orbea Moncayo de color azul. Sobretodo daba la vuelta de Aranguren, que desde Pamplona venían a ser casi 20 kilometros. El valle de Aranguren es una pequeña cuenca de unos 5 kilómetros rodeada de pequeñas montañas. A pesar de su cercanía a la ciudad y de su situación como de isla rodeada de campos de cereal, las montañas de este valle cuentan con una gran diversidad de fauna y flora. De hecho, en sus partes más elevadas e inaccesibles pervive un auténtico bosque caducifolio original, con numerosos ejemplares de hayas, lo que supondría, en el caso de Navarra, uno de sus límites más meridionales.

Yo era ya un pequeño naturalista gracias, creo, a los documentales de Félix Rodríguez de la Fuente, de mi contacto con los insectos, reptiles y anfibios en mi lugar de veraneo infantil (Moiá, Barcelona), y a mi padre, cuya mayor afición era la caza. También guardo muy buen recuerdo de mis primeras guías de campo de aves, de mi colección completa de las fichas de los Amigos de Félix, que coleccioné durante más de dos años y medio y que guardo con cariño, y de los libros de La Senda de la Naturaleza, en especial del dedicado a los PAJAROS.

En el caso de este libro no soy el único que le reconoce su gran impacto: http://vidaenebullicion.blogspot.com.es/2010/05/la-senda-de-la-naturaleza.html

Aparece también en el completo compendio sobre sus libros del campero inquieto: http://www.elcamperoinquieto.com/2013/12/mis-queridos-libros-camperos.html

Este libro era muy práctico porque te enseñaban a hacer un comedero para pájaros o una caja nido. Tanto fué así, que me empeñe en hacer una caja nido, mi primera caja nido, y recuerdo lo que me costó recortar los gruesos tableros de contrachapado, con mi escasa sierra para madera chapacumen de la clase de pretecnología.

Me cojí la bici y la mochila, con la caja nido atada de malas maneras y para la vuelta de Aranguren que me fuí. Elegí la parte alta de un pinar situado entre Ilundain y Laquidain, cerca del actual Centro de Recuperación de Aves. Y allá, escalando entre las ramas de un pino, me subí y coloque mi primera caja nido… para haberme roto algo… en ese pinar recuerdo haber visto Ardillas, Herrerillos Capuchinos y Agateadores. Y más arriba, en la parte de salvaje hayedo, un Cárabo y los espectaculares picados de la parada nupcial de las Aguilas Calzadas. Todas las visitas iniciales que hice a mi caja nido para ver si había sido ocupada, dieron resultado negativo. Creo que la instalé ya bien entrada la primavera, ésta no era buena época para escaparse de los exámenes.  Con el tiempo me cansé.

Un par de años más tarde, me acerqué y observé mi caja nido por el suelo. Creo que el contrachapado y la mala sujeción mediante cable, no aguantaron bien los duros inviernos. Pero al abrirla, una bola de ramitas y plumas estaba dentro, ¡¡¡había sido ocupada!!!

Treinta años más tarde, aquí estoy. Con ánimos naturalistas renovados gracias a blogs como los que sigo; en el tema de cajas nido especialmente el del Campero Inquieto http://www.elcamperoinquieto.com y su gran promoción para la instalación de todo tipo de cajas nido… porque además de observar hay que conservar… que razón tiene.

CAJAS NIDO

Este Autillo Europeo Otus Scops, ha conseguido el Campero Inquieto, que anide en una de sus cajas nido

http://www.elcamperoinquieto.com/search/label/Autillo

Para ver parte del impresionante trabajo del Campero Inquieto entorno a las cajas nido:

http://www.elcamperoinquieto.com/2011/06/cajas-nido.html

Así que esta Semana Santa de 2014, he paralizado la ampliación de la pequeña parte de tierra del Patio Viviente en la que estoy metido, por hacer a todo correr una caja nido, mi segunda caja nido, treinta años después, se dice pronto, y llegar a la nidificación de algún párido. En especial mientras la hacía, me martilleaba el reclamo de un Carbonero Común, como si me estuviera diciendo venga, que no llegamos…

En la confección de la misma he contado con un gran carpintero de 5 años… Yo la sierra, la sierra… y una impaciente barnizadora de 4 años … ahora me toca a mi, a mi ...

19 de Abril de 2014 Cortando maderas para mi segunda caja nido (la primera de otros)

19 de Abril de 2014 Cortando maderas para mi segunda caja nido (la primera de otros)

La caja nido la hemos hecho con cuatro retales de madera tipo chapacumen en tres laminas. Normalmente uso la sierra de calar eléctrica, pero mi ayudante, al ver la mega sierra manual más grande que él, se ha empeñado en usarla, y mejor esa que la eléctrica, aunque hayamos tardado cinco veces mas en cortar. Tampoco nos ha importado unir retales de madera que teníamos, aunque ni siquiera completaran una cara y hacer una caja un poco irregular e imperfecta, quizás imitando a la naturaleza, con tal de aprovechar bien la madera. Así nos quedara más madera para futuras cajas nido.

Cortando madera a la antigua para mi segunda caja nido. Patio Viviente, Azoz Navarra. 19 de abril de 2014

Cortando madera, a la antigua usanza, para mi segunda caja nido. Patio Viviente, Azoz, Navarra. 19 de abril de 2014

Con las prisas por no retrasarnos más en la reorganización del Patio Viviente y ampliación de la parte de huerto que estamos haciendo, y llegar a la nidificación de algún ave esta primavera, no se puede decir que nos haya quedado muy lucida, pero bueno, algo es algo.

27 de Abril de 2014  Mi segunda caja nido , 30 años después, en el Patio Viviente

27 de Abril de 2014 Mi segunda caja nido , 30 años después, en el Patio Viviente

 

27 de Abril de 2014  Mi segunda caja nido , 30 años después, en el Patio Viviente

27 de Abril de 2014. Mi segunda caja nido, 30 años después, en el Patio Viviente

Ahora a esperar. A ver si hay algunos jovenzuelos con necesidades de alojamiento tardío.